Con tecnología de Blogger.
RSS

Ponte bonita



A todas nos han dicho esto alguna vez. “Ponte bonita”. Implica arreglarte, maquillarte, peinarte. Esconderte. Que así como te ves en ese momento no eres “hermosa.” Hoy estaba sentada a la mesa, recién salida de la cama y mi abuelo me dijo. “Ponte bonita. Para que te lleven a comer a un lugar lindo y puedan presumirte, para que puedas gustarle a los hombres. Para que te sientas bonita.” Y se me hizo una colección tan grande de bullshit en tan pocas palabras que me enfureció poquito y así fue el génesis que me empujó a escribir sobre esto.

Soy bonita. O bueno, eso me ha costado mucho trabajo llegar a creer. A estas alturas de mi vida ya puedo verme en el espejo y decir, esa chica de ahí que me mira, ella es bonita. Es bonita porque es inteligente, porque tiene sed de aprender. Es bonita porque le desesperan las matemáticas, es bonita cuando canta y cree que nadie la escucha. Es bonita porque odia lavar los trastes, porque se despeina y porque se rie. Me gusta creer que soy bonita porque traigo algo adentro, porque tengo sed de vivir y de amar y de conocer.

No soy decoración. No estoy aquí para deleitar tu pupila, para depilarme, para peinarme, para vestirme como a ti te gusta. No soy un trofeo con el que salgas para presumir. Si vas a llevarme a un lugar bueno que sea porque quieres compartirme comida deliciosa, una hermosa vista o una conversación intrigante. Puedes decir que soy hermosa también, presumirme si te parece. Pero no implicar “es hermosa porque esta peinada, maquillada, vestida como A MI me gusta, para complacerme a MI.” Di que soy hermosa porque me complazco a mi misma. Porque no me da pena ni miedo ser quien soy.

Y si alguna vez han sentido presión para deformar lo que son, tanto su aspecto como su personalidad, no se dejen. Menos bajo la premisa de que se “van a quedar solas” si no se doblegan ante el monstruo que se alimenta de la seguridad en una misma y te hace sentir como una vil cosa. No es así. Tanto que una chica como yo, que fuera del lolita rara vez utiliza falda y tacón, y se maquilla menos de una vez al mes, tiene un hombre a su lado. Y no cualquier hombre, un hombre bueno, que me ama y no solo eso, que me ve despeinada y desvelada, como nos conocimos y me dice, eres hermosa. Y se que me lo dice porque en verdad lo cree, que cuando lo dice se refiere a lo que llevo dentro y no a lo que podría aparentar ser. Le parece bello lo que soy, lo que le he mostrado de mí.
¿De que te sirve enamorar a alguien con una máscara? Atraerlo con lo de afuera para que llegues a odiar lo de adentro cuando lo superficial se acabe.

No digo que arreglarse sea malo. Las lolitas lo sabemos, utilizar este tipo de estilo requiere especial esfuerzo. Petticoats, medias, bloomers, blusas, tocados, zapatos…además del maquillaje y peinado o uso de peluca. Es todo muy laborioso. Sin embargo, no me dejaran mentir cuando les digo que nos vestimos lolita por nosotras. No es un fetiche, no es para complacer a nadie.

El lolita, al final es una representación de fuerza para romper con lo establecido y atreverte a sentirte bella. Y no solo eso, invita a la tolerancia también. ¿Qué eso no nos hace más bellas? Ser más amables entre nosotras, más tolerantes, más abiertas. No juzgar a otras lolitas o a otras mujeres. “Ponte bonita” debería significar eso. Debería significar aprende, llénate de experiencias, llora, rie, disfruta. “Ponte bonita” debería  ser una invitación a enriquecer tu alma, tu mente, tu corazón. Así que, para no ofenderme ni enojarme más, así va a ser. Las invito a que, como yo, traten de cambiar el significado de “ponerte bonita” a que signifique crecer y vivir, no atenerte a un estándar de belleza que no hace más que hacernos miserables y anular nuestra individualidad.


¿Ustedes que opinan? ¿Alguna vez les han dicho que se “pongan bonitas”? O, como yo, las han criticado más bien por ser fachosas o por elegir arreglarse de manera lolita en vez de la manera “normal” o “convencional.”

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 comentarios:

Hime Daruma dijo...

Me gusta ese significado nuevo que le has dado a ponerse bonita, se siento más completo y profundo, que simplemente ser una imagen superficial, me gustaría usarlo de aquí en adelante.

Coincido en la creencia de que cada uno debería arreglarse por propia voluntad, porque eso les hace sentirse bien, y no incómodos mostrando una parte que no pertenece a ellos realmente.
El problema es que a veces no es tan fácil cambiar la mentalidad de la gente.
A mi una vez me dijeron que si las lolitas se vestían así era para llamar la atención, (con relación a lo que dijiste que creen que es un fetiche) yo les dije que no. Claro que llaman la atención de la gente, porque no es lo normal, pero lo visten porque les gusta, no tiene otra causa, a no ser que sea un caso especial.

En conclusión, me ha gustado tu entrada, ha sido muy entretenida o((*^▽^*))o.

Ethel dijo...

Muchas gracias por tu precioso comentario Hime! Te sigo ;) Y gracias por usar el concepto, creo que así irás por la vida enojándote menos con la gente que te lo diga ^^U y además sí, así pasa. Llamamos la atención por ser poco común el estilo, en mi caso, en mi país, sin embargo no lo hacemos para eso, lo hacemos primeramente por nosotras y eso es lo importante!

Yuri dijo...

“Ponte bonita” debería ser una invitación a enriquecer tu alma, tu mente, tu corazón.

Me encantó esa frase, es muy poderosa <3 y tu post en general

Miss Alpaca dijo...

Tu post me recuerda mucho a lo que mi pareja me dijo hace unas semanas... "A las mujeres se les dice que son bonitas, no inteligentes... por eso mismo se fijan mas en la belleza que en aprender, se fijan tanto en la belleza que se olvidan de otros aspectos mas importantes, como el ser algo y tener seguridad de eso"

Me encanto tu post c:

Publicar un comentario