Con tecnología de Blogger.
RSS

Libros y poemas que me marcaron

Fui reclutada por tanto Kyusagi Natchestern como por Jvana Polignac para compartirles los 10 libros que puedo decirles han cambiado mi vida. La verdad, prefiero no publicar estas cosas en Facebook porque se me hace latoso, pero me puse a pensar. Si tengo diez libros que hayan cambiado mi vida y me gustaría aprovechar hasta plataforma para decirles cuales fueron y porqué. Hay libros que uno lee en el momento y lugar preciso en su vida y eso es lo que hace que se queden contigo para siempre. Aprovecharé para contarles un poco la historia de porque me son significativos y compartirles alguna frase de la enorme sabiduría y belleza de cada uno.

1. La Insoportable Levedad del Ser, por Milan Kundera (1984)
Este libro, que es difícil de leer, la verdad, me dejó muchas enseñanzas. La mezcla de tratado filosófico con novela me maravilló la segunda vez que lo leí y desde hace unos siete años y hasta ahora se mantiene como mi libro favorito. Ni siquiera puedo escoger una sola frase que lo represente, pero lo que dice sobre el miedo a caer, la levedad y el peso y de dos personas que pueden hacerse muy miserables y a la vez tremendamente felices me parece fascinante.



2. Cloud Atlas: El Atlas de las Nubes, por David Mitchell (2004)
Este libro lo encontré casi por casualidad. Me metí a ver primero la película y salí tan conmovida que lo primero que dije al salir fue. —Necesito leer ese libro. En inglés.— Y así lancé a mi ex a la odisea de conseguirlo para mí. Una vez que lo hizo fue revivir esos mundos fantásticos bajo una enorme y bella premisa: todos estamos conectados. Y no solo eso, segun Cloud Atlas la gente que es importante en tu vida lo será en...todas tus vidas, aunque no siempre de la misma manera. Eso me parece tremendamente hermoso.



3. El Club de la Pelea, por Chuck Palahniuk (1996)
Es el último libro que me robó el sueño. Lo acabé a eso de las 5 de la mañana del mismo día que lo empecé. Es adictivo, cínico y oscuro. Es como leer el guión de la película. Se va como agua y al mismo tiempo el tema es muy denso. Es uno de esos libros que no sabe uno bien como explicar.

4. Al Sur de la Frontera, Al Oeste del Sol, por Haruki Murakami (1992)
Este  libro se me hace de lo último que hizo Murakami antes de volverse demasiado pretencioso. Casi pongo Sputnik mi Amor, pero este libro me parece sencillo, honesto, la historia de dos personas que vuelven a encontrarse y se quieren como si jamás se hubieran dejado. Es un libro que es un gozo de leer.

5. El Retrato de Dorian Grey, por Oscar Wilde (1890)
Este libro es justo una mezcla entre lo tétrico y lo hermoso. Donde el arte se vuelve pecado. Wilde tenía un verdadero don con las palabras, era el amargado por excelencia de su tiempo y es muy divertido distinguir sus opiniones no tan cuidadosamente entremetidas entre los personajes. Creo que todos queremos vivir para siempre y a la vez nos da miedo la eternidad. Este libro nos enseña que nada tan bueno viene sin un terrible precio.

6. Las Aventuras de Sherlock Holmes, por Sir Arthur Conan Doyle (1887-1917)
Que decir de el detective favorito de todos. Soy una fanática de los cuentos de Sherlock Holmes al punto que raya en el desequilibrio mental. Cuentos como Escándalo en Bohemia, El Signo de Cuatro, Estudio en Escarlata entre muchos otros marcaron mi niñez, los leía de un compilado de revistas semanales que mi abuelo tenía en su oficina y mandó encuadernar. La emoción que me embargaba al sentir que por fin iba a descubrir al culpable de los crimenes es incomparable hasta hoy. 

7. El Aleph, por Jorge Luis Borges (1949)
Nunca he sido como tal de cuentos. Casi siempre prefería novelas con más tiempo para presentar los personajes. Pero la pluma de Borges es mágica y sus cuentos como El Muerto, El Inmortal y el mismo Aleph que da nombre al libro son breves, arrebatadores y extraños. Se le acerca el Bestiario de Cortázar, pero Borges se alza campeón con esta colección de cuentos que valen la pena ser leídos por lo menos una dos veces cada uno.

8. Sonetos, por William Shakespeare (1598-1599)
Soy incapaz de decidirme por una obra de William Shakespeare. Amo todas, indiscriminadamente, con todo y que duran cuatro horas y son eternas y enredadas y que tienen más de 400 años de existir. Así que para no meterme en problemas escogí su colección de sonetos, que tienen mucho de donde escoger. Mis favoritos son los dedicados a la misteriosa "Dama Negra" pero entre ellos hay romance, humor y tragedia, escritos con las palabras perfectas. Yo si soy del club de los que consideramos a Shakespeare uno de los escritores más grandes de todos los tiempos. Si alguien aquí dice que esta sobrevaluando le cortaré la cabeza.

9. Trilogía: El Señor de los Anillos, por J.R.R. Tolkien (1954)
Mi debut en la lectura de la fantasía épica fue de la mano del fantástico Tolkien. Me enamoré del mundo que creó, de los personajes y de todo lo demás que hasta leí el Silmarillion. Para quienes no saben, es como, sin afán de ser hereje, la Biblia de la Tierra Media. En verdad es un libro que me llena de ilusión infantil y me da ganas de viajar sabiendo que al regresar ya no seré la misma que se fue.

10. Saga: Harry Potter, por J.K. Rowling (1997)
De los libros que llegan en el momento adecuado, el rey de nuestra generación es Harry Potter. Mi regalo de la navidad del 2001 fueron los primeros tres libros recién traducidos al español, primera edición y todo. Me gustaban tanto que cada que salía uno nuevo volvía a leer todos los anteriores para recordar a detalle lo que había pasado antes. Tanto que pedí con mis amigas una caja por Amazon para tener el libro 7 antes que nadie y evitar así los odiados spoilers. Lo increíble de Harry Potter es que con toda la naturalidad del mundo podía ponerme a mi misma ahí y ser parte de su magia.

Y como me taggearon en las historias que más me inspiran tambien, mejor cambio el tema y meto cinco poemas que han cambiado mi vida. Ahí les van.

1. Invictus, por William Ernst Henley
Este es el poema que por mucho más me habla de manera personal. Es un recordatorio de que sin importar que tan negra este la situación no hay más que seguir adelante.

Out of the night that covers me,
      Black as the pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
      For my unconquerable soul.

In the fell clutch of circumstance
      I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
      My head is bloody, but unbowed.

Beyond this place of wrath and tears
      Looms but the Horror of the shade,
And yet the menace of the years
      Finds and shall find me unafraid.

It matters not how strait the gate,
      How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate,
      I am the captain of my soul.

2. Soneto 145, por William Shakespeare
Este soneto habla de un hombre que fue salvado por el amor de una mujer y tiene un significado muy especial para mí por quien me lo mostró por vez primera. Forma parte de la secuencia de la "Dama Negra" y es, para mí, el más hermoso de todos.
Doth follow night, who like a fiend
From heaven to hell is flown away. 
'I hate', from hate away she threw,
And saved my life, saying 'not you.'
3. Lady Lazarus, por Silvia Plath
Para mi este poema me gusta porque es la mujer que le da miedo tanto a Dios como al Diablo por ser dueña de si misma.
Herr God, Herr Lucifer
Beware
Beware.

Out of the ash
I rise with my red hair
And I eat men like air.
4. El Afilador, por Juana de Ibarbouru
Como ya habrán notado a estas alturas del conteo, soy propensa al drama. Y que mejor que "El afilador" para expresar como se siente una cuando tiene el corazón destrozado.

Este dolor heroico de hacerse para cada noche 
Un nuevo par de alas… 
¡Donde estarán las que ayer puso sobre mis hombros 
El insomnio de la primera hora del alba! 

Día, afilador de tijeras de oro, 
Y puñales de acero, y espadas de hierro. 
Anoche yo tenía dos alas 
Y estuve cerca del cielo. 
Pero esta manaña 
Llegaste tú con tu flauta, tu piedra, 
Tus doce cuchillos de plata. 

Y lentamente me fuiste cortando las alas.

5. Balada de la Cárcel de Reading, por Oscar Wilde
La última adición, tan dramática como la anterior, dice que todos matamos a lo que más amamos. No se si sea cierto pero es un poema bastante largo y triste, escrito por Wilde mientras languidecía en prisión.
And all men kill the thing they love,
  By all let this be heard,
Some do it with a bitter look,
  Some with a flattering word,
The coward does it with a kiss,
  The brave man with a sword
Au revoir mis queridos! Espero no haberlos aburrido. Hasta la próxima.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 comentarios:

Juana Mana dijo...

* u* awww que hermosa que lo hiciste. Tenemos gustos diversos <3
Ahora debes saber que me atreví a nominarte para un pequeño premio en mi blog :D, espero que puedas verlo y participar si quieres <3.
http://juanamana.blogspot.mx/2014/09/mejores-amigos-de-blogger.html

Uxía dijo...

Coincidimos en unos cuantos, sobre todo en poemas ^^ Y tomo nota de alguno de los libros, que no conocía y parecen interesantes.

Encontré tu blog en Rosas de Azúcar, te sigo! :D

suri dijo...

Qué bonita entrada :)

Comparto contigo los libros de Harry Potter, como supongo que muchos jajaja ^^ Y creo que me leeré alguno de la lista, de los que me parezcan más interesantes :3

Yo también te nominé para el mismo premio que Juana Mana! intenté no repetir los que me puso ella pero bueno, te me colaste :P Así que nada, puedes responder si quieres las preguntas de las dos ;)

Un beso!

Kyusagi Nachtstern dijo...

Confieso que soy virgen de Murakami, tanto hype en su momento me desalentó un poco de acercarme a su trabajo, pero algún día, algún día~

Publicar un comentario